Vendaje Neuromuscular

Vendaje Neuromuscular

Vendaje neuromuscular, kinesiotaping, kinesiology taping, vendaje neuromiofascial, Medical Taping... son algunos de los nombres que recibe este revolucionario método de vendaje.

Cada día son más los profesionales sanitarios (fisioterapeutas, podólogos, médicos deportivos, médicos rehabilitadores...) formados en este método de vendaje, en el que se utiliza un material de vendaje elástico conocido como kinesiotape, kinesiology tape o vendaje neuromuscular.

Las bases del kinesiotaping fueron sentadas en los años setenta en Asia (Corea y Japón), de la mano del Dr. Kenzo Kase y del Dr. Murai. En 1995 el kinesiotaping llega a EEUU. A finales de los años noventa el futbolista Alfred Nijhuis introduce el kinesiotape en Europa (Alemania y Holanda), y a principios de 2000 los vendajes neuromusculares llegan a España.

Se trata, por tanto, de un método de vendaje relativamente joven. En los últimos años ha aumentado el número trabajos de investigación sobre el vendaje neuromuscular y sus efectos terapéuticos, siendo ésto un paso adelante para el desarrollo de nuevas aplicaciones de vendaje neuromuscular.

El vendaje neuromuscular o kinesiotape se está consolidando a pasos agigantados como una herramienta de trabajo básica en las consultas privadas de fisioterapia, mutuas, servicios públicos de salud, clubes deportivos, clínicas de podología... y cada día resulta más familiar ver a gente que lleva estas "vendas de colores" en nuestro entorno más próximo.

El vendaje neuromuscular ayuda a nuestro organismo a activar su propio proceso de autocuración sin alterar la movilidad y facilitando la circulación. El vendaje da la información y es el cuerpo quien la interpreta y actúa. Por tanto, cuando hablamos de kinesiotape, hablamos de un método completamente natural.